Alberto Lajusticia

Sara & Adrián
Fuendejalón (Zaragoza)

“Total parcial: te quiero. Total general: te amo.” 

– Julio Cortázar –

La historia de Sara y Adrian se remonta a los años de instituto, donde coincidieron clase. Ambos tenían sus asientos cerca en las clases. Parafraseando a Galadriel, diría que hasta el detalle más pequeño puede cambiar el curso del futuro.

Esta boda, desperto en mi los recuerdos mas tiernos de mi infancia, ya que, Fuendejalon es el pueblo de nacimiento de mi madre y donde he pasado la gran mayoría de los días de verano de mi niñez. Así que podéis imaginar, que una boda celebrada en este pequeño rincón del mundo me inflamaba por dentro de tal manera, que mi cámara parecía disparar sola. Parecía querer narrar, con la fuerza de un torrente. Con el calor de aquellas tardes en la piscina. Con las historias que se esconden en las piedras, las piedras viejas a los pies de la vid.

La ceremonia se celebro en el corazón del pueblo, donde sangre color carmesí por cada una de las calles de estelar tan singular: Bodegas Aragonesas. Entre enormes paredes, y largas filas de toneles de roble, Sara y Adrián reunieron a todos sus amigos y familiares. No sabia ni un alma. La ceremonia se oficio entre lagrimas, y no de vino. Pero siempre acompañadas de abrazos y sonrisas sinceras. Familia y amigos quisieron formar parte de este gran día.

Y aun que el refrán dice que «En abril aguas mil», un hermoso sol nos acompaño todo el día, hasta que el Danubio Azul marco el compas final.